facebooktwitteryoutube

Cuadernillo, participación comunitaria

El desafío de construir un mundo apropiado para los niños, niñas y adolescentes se relaciona, en gran medida, con la posibilidad de que la sociedad en su conjunto pueda reconocerlos como sujetos de derechos, con capacidad para involucrarse y decidir en todo aquello que se relaciona con su propia vida y desarrollo. Aquí el cuadernillo

Cada una de las instituciones de la sociedad que trabajan con niños, niñas y adolescentes asume un compromiso muy grande frente a este desafío, y debe favorecer la consolidación de una cultura que realmente sea promotora de este tipo de concepciones en torno a la niñez y la adolescencia. Hay muchos caminos posibles para recorrer en este sentido. Promover el ejercicio de su derecho a la comunicación y a la participación se constituye en un camino fundamental.

El hecho de propiciar y multiplicar los canales de expresión y participación ciudadana de niños, niñas y adolescentes es vital para asegurar su desarrollo y para fortalecer la cultura democrática en la sociedad. Que ellos puedan hacer oír sus voces para expresar sus inquietudes, deseos y necesidades, es clave también para que los adultos que trabajan en áreas relacionadas con sus problemáticas puedan tenerlos en cuenta a la hora de definir las políticas públicas que los afectan.