facebooktwitteryoutube

Encíclica Laudato Si’

LAUDATO SI’: Conversión ecológica, sobriedad-racionalidad en el uso de los recursos, opción por los pobres y “lío” en el planeta

 

 

Hoy, 18 de junio, a las 11:00 de Roma, tuvo lugar en la Nueva Aula del Sínodo la conferencia de presentación de la Encíclica Laudato Si’ que ya está disponible en el sitio web del Vaticano (www.vatican.va).

 

La esperada Encíclica del Papa Francisco llega en tiempos de contaminación, cambio climático, obsolescencia programada, agotamiento de recursos naturales –como el agua–, extractivismo, incremento de basuras, daños irreparables a la biodiversidad… y muchas otras situaciones que delinean el preocupante escenario ambiental.

 

La “Buena Nueva” se hace necesaria para iluminar estas acuciantes realidades para volver el proyecto original del Creador y superar la crisis ecológica. Para ello, una nueva lectura del ejercicio del poder, de la “cultura del descarte”, de la economía, e incluso de la llamada “tecnocracia”, se hace necesaria y urgente para recuperar el equilibrio de la “casa común”.

 

El diálogo interdisciplinar e interreligioso, a favor de la vida, se alza como una de las claves para “caminar” hacia una nueva realidad “reconciliada” con la Creación.

 

Hoy también, en conferencia de prensa virtual internacional, el presidente del CELAM, cardenal Rubén Salazar Gómez presentó la Laudato Si’. Sus expresiones no dejan lugar a dudas de la comprensión e internalización que tiene el CELAM de la palabra e invitación concreta a la acción que hace el Papa Francisco desde esta encíclica que nació para “hacer lío” del bueno en el planeta.

 

Ante más de 60 periodistas de Colombia, América y Europa ──allí estuvimos con NOTICELAM── el cardenal Salazar destacó la importancia de que esta palabra pontificia sobre el cuidado de la Tierra (casa común) llegue a la opinión pública través de los medios de comunicación para dar elementos de juicio amplios desde la ética, la economía y la visión trascendente de la vida: “Tenemos que cambiar de mentalidad, en los últimos años hemos tomado conciencia de que hemos dañado la Tierra”. “El cuidado de la Tierra está ligado al crecimiento de las economías”, afirmó Salazar subrayando la necesidad de comprender el concepto de “ecología integral”: aquella que no escinde al hombre de su lugar de vida, de sus centros de producción, de las fuentes de trabajo, de los modos de distribución de la riqueza (y la pobreza), de los incentivos para el desarrollo de las economías locales, regionales y globales.

 

Vernos como humanidad depredadora implica búsqueda de soluciones porque la Tierra es una sola: “El desarrollo debe respetar la naturaleza”, indicó el cardenal colombiano presidente del CELAM, se debe superar este estadio del “hombre como depredador de sí mismo y de la naturaleza”. Y haciendo un llamado a los pueblos, sus gobernantes, el mundo empresario e industrial dijo sin vueltas: “Debemos unir la ecología a un corazón limpio. La ecología integral abarca todos los campos de la vida humana. ¿Qué mundo le dejaremos a las personas que vienen después que nosotros a habitar esta Tierra? Invitamos nuestros lectores a “saborear” este texto de manera completa, texto que necesariamente nos enfrenta a nuestra conciencia intergeneracional.

 

La edición N° 80 de NOTICELAM aborda la Semana Social 2015, promovida por la Pastoral Social de la Argentina, el Congreso Internacional de Teología, algunas informaciones de interés sobre el viaje del Papa a Paraguay, el lanzamiento del proyecto digital “Mensajero” en México, el portal Mapas de Comunicación incorpora una radio en Cuba, entre otras informaciones más. Felicitamos también al arzobispo Bernard A. Hebda, hasta ahora coadjutor de Newark, por su nombramiento como Administrador Apostólico de Saint Paul and Minneapolis (EE.UU.).

 

EQUIPO DE REDACCIÓN NOTICELAM